QUE ES EL ROL?

Para definir que es un juego de rol el propio Ricard Ibáñez creó un capítulo introductorio donde lo explicaba con estas palabras en la primera edición de Aquelarre publicada por Joc Internacional en 1990.

Qué es un juego de rol?

Nunca, amigo lector, viendo una película, leyendo una novela, o escuchando un relato contado por alguien, no has pensado que lo que hacía el protagonista era estúpido, y que en su lugar harías algo bastante diferente?
Imaginemos por un momento una escena: un narrador está contando un relato (quizás contando una película) a un grupo de niños. Estos siguen la narración con interés, participando, haciendo preguntas, protestando a ratos por el desarrollo de la acción y diciendo lo que ellos harían si fueran los protagonistas del relato y debieran enfrentarse con aquellas situaciones. Los niños están imaginando que viven este relato, y dicen lo que ellos harían si interpretaran el ROL (papel del actor) del protagonista.
Estos tres puntos (DIÁLOGO, IMAGINACIÓN y INTERPRETACIÓN) son la base del juego de rol.

La imagen de una partida de rol no es muy diferente de la escena del narrador y los niños: en el juego de rol, un Director de Juego imagina una situación, una aventura, y elabora un guión. Un grupo de jugadores lo escuchan mientras explica el planteamiento inicial. Estos jugadores, sin embargo, toman parte activa en la narración: cada uno de ellos interpreta el rol, el papel de uno de los protagonistas de la historia. Una narración que es, de alguna manera, como la vida: el Director de Juego expone la situación, los jugadores la imaginan y reflexionan sobre la mejor manera de resolverla. Del mismo modo que, para cruzar la calle, podemos decidir entre las soluciones de esquivar los coches o esperar a que el semáforo cambie a verde. La decisión final depende siempre del jugador.

La Hoja de Personaje?

Los personajes que interpretan los jugadores no son invencibles ni omnipotentes. Es por ello que sus limitaciones físicas y psíquicas se definen numéricamente en una hoja de papel llamado “Hoja de Personaje". Este, se indican la fuerza y ​​la cultura del personaje, sus conocimientos y sus posesiones y, incluso, los rasgos de su carácter. La psicología del personaje, normalmente, será muy diferente de la del jugador. El reto de este es procurar pensar cómo reaccionaría su personaje en una situación determinada, y no como reaccionaría él en persona.

Los dados

Las situaciones se resuelven mediante el uso de dados especiales, comunes a este tipo de juegos: de 4, 6, 8 y 10 caras. Todos conocemos el viejo dado de 6 caras. El resto se pueden encontrar en tiendas especializadas en juegos o solicitarlos a tu proveedor habitual.
Los dados de 10 caras sirven para determinar los resultados de los porcentajes. Los conocimientos de nuestro Pj (y muchas otras cosas) se deben a un valor expresado en un porcentaje. Lanzaremos el dado de 10 caras dos veces: una para las decenas y otra para las unidades. Así tendremos un valor entre 01 y el 00 (100). Compararemos seguidamente este valor con el porcentaje que probábamos: si el resultado de los dados es menor o igual que el porcentaje, lo hemos conseguido. En caso contrario hemos fallado.
Así de sencillo.
El resto de dados se utilizan para funciones muy espec-ifiques que se explicarán en su momento.

Las reglas

El personaje está limitado por unas reglas para hacer el juego más realista, pero el jugador no tiene por qué aprender a todas de memoria. Aquelarre, como otros juegos y rol, está diseñado para que el jugador se limite a imaginar y decir que hace. Le corresponde al Director de Juego aplicar las reglas a sus intenciones. Este sí que debe tener una idea aproximada de las reglas, pero tampoco es preciso que se las aprenda todas: puede consultar en cualquier momento.

Gráficos y figuras

Los juegos de rol no necesitan tablero para jugar. Los límites vienen dados por la propia imaginación. El Director de Juego se limita a describir el paraje donde se encuentran los personajes o, en situaciones muy concretas, los dibuja en un papel o en una pizarra un gráfico o un mapa. Tampoco se necesitan fichas para jugar, aunque en tiendas especializadas se pueden adquirir figuras de plomo de 25 mm, ideales para visualizar mejor un personaje, o determinar exactamente la localización de cada uno en un combate o situación difícil.

El objetivo del juego

En los juegos de rol no hay ni ganadores ni perdedores. El Director de Juego no puede ganar, ya que es el árbitro y mediador de la partida. Tampoco puede haber un único ganador entre los jugadores, porque lo más probable es que tengan que ayudar unos a otros y actuar en equipo para desenvolverse bien de la aventura preparada por el Director de Juego. El objetivo del juego es, simplemente, VIVIR una aventura, ser alguien diferente para un rato y actuar (mentalmente) como tal. Lo peor que le puede pasar a un personaje, obviamente, es morir. Pero nada impide al jugador de crear un nuevo personaje para la próxima partida.

Las Partidas

Una partida dura de tres y cinco horas. Pero las diferentes aventuras pueden perfectamente ir enlazadas, ya que, al fin y al cabo, van formando la vida de un personaje. Este irá viviendo, luchando, viajando, a veces intrigante, quizás atesorando riquezas y poder para, después, perderlo de la manera más estúpida … Con el tiempo, aprenderá y ganará experiencia, mejorando sus conocimientos y adquiriendo de nuevos. Es una auténtica vida paralela que, como un libro, se puede dejar en un punto determinado para reanudarla más adelante.

Ricard Ibáñez, manual Aquelarre, 1era edició, Joc internacional

¿QUÉ ES AQUELARRE?
Aquelarre és un juego de rol fantástico medieval, ambientado en la península Ibérica, creado por Ricard Ibáñez.

MANUALES Y MÓDULOS?
Aquelarre ha vivido 4 etapas en diferentes editoriales desde su primera publicación en 1990.

^